COMO LIMPIAR DESPUÉS DE UNA OBRA – MANAIN

Una reforma en casa o la remodelación de algunas de sus habitaciones es un cambio que puede resultar emocionante pero, a su vez, algo estresante.

Por un lado, es emocionante, ya que tenemos la esperanza de que cuando veamos el resultado final sea tal y como habíamos esperado.

Por otro lado, las reformas son estresantes, ya que tendremos que soportar obras y ruidos durante el período que dure.

 

 

Cómo eliminar el polvo después de una obra

 

 

Lo primero que tendremos que hacer cuando finalice la reforma es ocuparnos de todo el polvo que se ha acumulado durante la albañilería. Sin embargo, aunque seguramente tu primer impulso sea coger una escoba y empezar a barrer, es precisamente esto lo que debes evitar, ya que lo único que conseguiremos es esparcir el polvo y los escombros de un lugar a otro, en lugar de eliminarlo completamente.

 

 

Abre la ventana de una habitación y coloca un ventilador apuntado hacia el exterior para que vaya expulsando fuera de tu hogar las partículas y el polvo acumulado en el aire. Repite el proceso en todas las habitaciones reformadas.

 

 

 

 

Utiliza un robot aspirador.

El robot aspirador es especialmente útil, ya que cuenta con un filtro de alta eficiencia que absorbe toda la suciedad que existe en el suelo.

El resultado es un suelo impecable. Cuando haya realizado unas 10 pasadas por el hogar, es importante que limpies su filtro para que vuelva a comenzar a limpiar hasta dejar el suelo completamente libre de suciedad.

 

Manain empresa dedicada al alquiler, la venta y la reparación de maquinaria de elevación, construcción y grupos electrógenos.

CÓMO ORGANIZAT UNA REFORMA EN CASA – MANAIN

Organizar una reforma en casa, en muchas ocasiones, empieza llena de grandes deseos e ilusión, pero al cabo de un tiempo se convierta en un periodo de estrés constante y dolores de cabeza.

 

 

Tener un presupuesto suficiente no es tener un presupuesto justo o ajustado.

En toda reforma, inevitablemente, se pueden dar complicaciones inesperadas que pueden hacer subir ese presupuesto, por lo que a parte de tener fondos para lo que te esperas, necesitarías poder tener un margen que no te complique a nivel económico.

 

Para evitar al máximo que pueda haber grandes cambios respecto a lo que tenías pensado, te recomendamos pedir distintos presupuestos, comparando qué te ofrece cada uno, y a ser posible pedir que estos sean cerrados para evitar sorpresas de última hora.

 

Muchas de estas complicaciones que te hacen gastar más dinero del que tenias presupuestado se deben a que contratamos empresas que no actúan con toda la profesionalidad que deberían o que no son del todo buenas.

 

Para evitarlo siempre debes comprobar las referencias de la empresa que contratarás para que lleve a cabo la reforma, la forma más sencilla de evitar contratar a quien no debes.

 

Pregunta a especialistas y gente que trabaje en ese mundo, pide referencias de distintas empresas. Quizás la mano de obra te sale más cara, pero minimizarás riesgos de que el presupuesto se dispare en imprevistos.

 

 

¿Cómo se llevará a cabo la reforma en casa?, ¿Cuánto tiempo durará?, ¿Qué zonas de la casa se reformarán primero?, ¿Estaréis en casa mientras dure la reforma?

 

Una parte fundamental del éxito de una reforma es haber hecho una buena planificación. Debes tener en cuenta muchos factores que quizás no te habías planteado.

Normalmente el verano es la mejor época para hacer reformas, ya que evitas tener que estar escuchando martillazos durante 8 horas diarias, pero si tienes niños pequeños debes plantearte si es una buena opción. Habla con los trabajadores y llegar a un acuerdo sobre cuál es la mejor manera de llevarla a cabo.

 

 

Aunque tengas una idea clara sobre lo que quieres que sea tu casa no eres un experto en arquitectura, decoración, albañilería, electricidad y diseño. Déjate aconsejar, delega en otros que entiendan de esos ámbitos.

 

Quizás lo que tú quieres hacer no se puede llevar a cabo, o no es práctico, o no es tan buena idea, incluso puede ser que por normativa no sea viable hacerlo. Es bueno que tangas claro cómo quieres que sea tu casa, pero debes escuchar y hacer caso a la gente que domina esos aspectos concretos.

 

 

No te dejes vencer por el desánimo ni pierdas los nervios. Hacer una reforma en casa es casi un acto de fe, del papel al tocho hay muchos detalles que se pierden y que son difíciles de visualizar, por eso mucha gente se desanima cuando ve que la reforma no va como el preveía.

× ¿Cómo te podemos ayudar?